miércoles, 30 de diciembre de 2009

Biografía parte 1


En este capítulo, intentamos que conozcas al lado humano del Dr. Eugenio Martínez Bravo para que puedas imaginarte como es que llegó a descubrir el método de las Microdosis. Sin duda, si no hubiera contado con esa personalidad tan peculiar, no hubiera descubierto el método de las Microdosis.

El nació en el estado de Veracruz en México, aunque su niñez la pasó en la ciudad de Toluca y después en San Luis Potosí. Nunca le gustó vivir en ciudades grandes, cada vez que iba a la Ciudad de México con nosotros nos decía "ya sálganse de aquí"; a él le gustaba mucho la tranquilidad para poder pensar, estudiar, disfrutar el arte.....era sin duda la persona más culta que yo he conocido, siempre tenía libros a su lado y se le escuchaba disfrutando música clásica. Además le gustaban los espacios abiertos grandes. Cuando él y mi abuela compraron un terreno en México cerca de la colonia Narvarte hace más de 40 años, mi abuelo decía: "mejor vendámoslo y compramos un terreno en Xochimilco mucho más grande y bonito"; esto era cuando ni siquiera había calles pavimentadas para esa zona de la ciudad.

Estudio Medicina en la UNAM; el que haya contado con el título de Médico Cirujano le ayudó mucho a que le dieran el beneficio de la duda cuando empezó a comentar lo de las Microdosis; se tituló gracias a la presión que ejerció mi abuela Nohemí Uriegas en su momento.

Era una persona muy generosa y era muy carismático; era un luchador social, estaba en contra de la corrupción y abusos del Gobierno mexicano y trataba de ayudar siempre a las personas más humildes, a la gente del campo y a los indígenas.

Por ello, estaba tan contento cuando comprobó que las Microdosis si servían, su principal objetivo era que todas las personas pudieran preparar sus medicamentos con los recursos propios de su región; por ello nunca patentó el método de las Microdosis, sólo efectuó el registro ante los derechos de autor de la SEP para que quedara plasmado que él fue el descubridor y nadie más fuera a usurpar esto y muchos menos tratar de explotar el hallazgo evitando su acceso a la gente que más lo necesitaba.

Mi abuelo estuvo presente en la huelga de médicos, en el movimiento estudiantil de 1968 en México y en el movimiento revolucionario de los maestros Génaro Vázquez y Lucio Cabañas lo que posteriormente provocó que estuviera encarcelado durante varios años como preso político.

A todos nos parecía increíble como a sus setenta y tantos años seguía dando pláticas, cursos, talleres y conferencias en Chiapas, Oaxaca, México, Zacatecas, Cuba, Nicaragua, Honduras, Ecuador, etc. sobre las Microdosis tratando de enseñarles a todos el método para que lo aplicaran en sus comunidades. Muchas veces el iba sin cobrar nada, se dormía en chozas en las sierras de Chiapas y Oaxaca y gracias a ello y a los conocimientos que le proporcionaron los viejitos y médicos indígenas, tenemos circulando el libro de plantas medicinales de Chiapas y de la región tropical que mi abuelo escribió.

Era muy inquieto e inteligente, siempre estaba haciendo cosas nuevas, de las que me consta: tallado de piedras, pintura, herbolaria, escritor, nadador, carpintero, etc. Creía que la televisión era maligna (no sólo por las radiaciones que produce sino por la gran cantidad de tiempo que te quita) y era muy raro que alguna vez estuviera viendo el televisor.

Esta es la primera parte del video de la biografía de Eugenio Martínez Bravo que hemos preparado, espero sea comprensible y de tu agrado:

1 comentario:

  1. Felicidades, por este relato tan bonito acerca de la vida de su papá el Dr. Martinez Bravo, no cabe duda que fue un ser humano muy especial que amó y sirvió desinteresadamente a sus semejantes.

    ResponderEliminar